Lunes, 13 Noviembre 2017 01:10

Recomendaciones alimentarias para los momentos complejos de hoy

Carbohidratos parte 1 La situación es difícil, no diremos lo contrario. La escalada de precios después de las elecciones, casi inexplicable. En el artículo no trataremos de explicar el por qué de la inflación o las estrategias de la guerra económica (que es innegable sobre todo si reconocemos las acciones de presión contra el pueblo por los resultados electorales). Por el contrario, le daremos algunas recomendaciones para que siga luchando, junto a los suyos, que son los nuestros, y palear la situación, al tiempo que procuramos aprender más de alimentación y nutrición. Fuentes de carbohidratos:

El venezolano y la venezolana, nos acostumbramos a suplir las necesidades energéticas a través de alimentos ultraprocesados como las harinas (de maíz y de trigo que es de donde proviene el pan y la pasta), así como el arroz blanco. Sin embargo, estos alimentos al ser ultraprocesados han perdido muchos de sus nutrientes y están vinculadas a las principales causas de muerte y enfermedad en el mundo contemporáneo: las enfermedades crónicas no transmisibles (como la diabetes, hipertensión arterial, etc.). Simultáneamente, pocas empresas han monopolizado los sistemas agroalimentarios que garantizan estos productos, dedicándose a importar la materia prima, bien porque no se puede producir en grandes cantidades en el país, como es el caso del trigo; o bien porque era más rentable para los grandes intereses económicos traerlos de los mercados internacionales, dominados a su vez por pocas empresas transnacionales.

Todo este escenario se fue tejiendo sustentado en la renta petrolera, lo que nos permitía abandonar los campos para dedicarnos a importarlo todo, hasta llegar a lo que tenemos hoy: un sabotaje económico del Poder Económico contra el pueblo que sigue apostando, a pesar de las enormes dificultades, por el chavismo como matriz político-cultural de rebeldía. Algunas fuentes de carbohidratos que se producen en el país y se adquieren son la yuca, el ñame, el ocumo chino y el ocumo criollo, la batata, el plátano, el mapuey, entre otros. ¿Cómo comer estas raíces, tubérculos y frutos? La mayoría considera que pueden comer estas fuentes de carbohidratos de una sola forma: sancochada.

Sin embargo, la verdad es que estos alimentos son muy maleables. Se pueden preparar en sopas, atoles, cremas, purés, arepas y panes, panquecas, guisos, inclusive postres como tortas, bollos dulces, compotas, bombones, y todo lo que su creatividad pueda crear. En la mayoría de los casos, se debe sancochar la raíz, el tubérculo o el fruto, hacerlos puré y de ahí comenzar la transformación. A continuación, explicaremos cómo hacer varios platos con nuestros alimentos ancestrales: Arepas: Para hacer arepas, use el puré de cualquiera de las raíces, tubérculos y frutos nombrados anteriormente y puede agregarle un poco de harina, con lo que rendirá esta última enormemente. También puede usar afrecho, fororo, avena, entre otros, inclusive el polvo del casabe que queda en la bolsa, o el casabe triturado. Así mismo, puede usar arroz que haya sobrado de otra comida. Debe amasar y agregar agua, de ser necesario, para crear una masa homogénea. Agregue sal para aliñar. Es importante considerar que dependiendo de la base utilizada, variará el tiempo de cocción. Así mismo, debe hacerlas con fuego lento.

Por ejemplo, las arepas a base de yuca tienden a durar más cocinándose. Otras sorpresas son las arepas de batata, ya que esta raíz es dulzona y perfumada, generando una deliciosa combinación entre lo dulce y lo salado, que tanto gusta al paladar venezolano. Purés: Otro acompañante para todo tipo de alimentos son los purés, sobre todo almuerzos y cenas. De todos estos ingredientes puede prepararlos de forma muy sencilla. Sancoche el ingrediente seleccionado hasta que quede muy blandito, triture, agregue sal y aliños picaditos como ají dulce, cebollín, ajoporro, entre otros.

Puede poner un poco de mantequilla si gusta. Queda delicioso, es de fácil preparación y muy nutritivo. Atoles: Los atoles son preparaciones de origen indígena americano de fácil preparación. Con cualquiera de los ingredientes antes nombrados se pueden preparar y tomar de desayuno o merienda, inclusive de cena. Puede hacerlo inclusive sin leche, combinándolo con plátanos bien maduros. Son preferibles aquellos plátanos muy ennegrecidos en su concha que se consiguen a mejor precio, siempre y cuando no estén descompuestos. Los plátanos bien maduros son ideales para los atoles ya que tienen una muy buena textura y son muy dulces. Facilitador Javier Nouel, Red de Defensores/as de la Seguridad y la Soberanía Alimentaria.

AGENCIA

Visto 31 veces
Templates by BIGtheme NET