Jueves, 12 Octubre 2017 22:43

Nuestra historia pasa por el Palacio del Marqués

José Ignacio del Pumar, Marqués del Boconó y Vizconde del Masparro, era el hombre más rico del llano en tiempos de la colonia. Nació en Barinas en 1738 y descendía de españoles de Santander y Camargo, vinculados a la fundación y población de Mérida y Barinas. Fue Alférez Real, Alcalde Ordinario y Teniente de Gobernador, y fundador de los pueblos de San Jacinto de La Horqueta de Apure, Guasdualito y Suripá. En 1778 fue designado Administrador de la Real Hacienda de la ciudad de Barinas y su jurisdicción. En 1787 le fue otorgado el título de Marqués de las Riberas del Boconó y Masparro y en 1811 renuncia a su cargo como Regidor del Cabildo de la ciudad y se suma a la causa de la lucha por la libertad de la República. En noviembre de 1813 se produjo la emigración barinesa para huir de la ocupación de las fuerzas realistas. Don José Ignacio del Pumar es apresado y enviado a Caracas y a España. Falleció en la cárcel de Guanare en 1814.

El Palacio del Marqués

Su edificación comenzó en 1774, al Noreste de la plaza pú- blica. Sirvió como residencia del marqués hasta su destrucción en el año 1814, por el ejército realista. El 5 de mayo de 1810 se reúne la Junta Patriótica de Barinas para adherirse al pronunciamiento de Caracas del 19 de abril. Allí se constituyó la Junta Suprema de Gobierno y Conservación de los Derechos de Fernando VII. En 1838 el palacio es adquirido por la Diputación Provincial a su dueño Miguel María Pumar, heredero del marqués. En 1859 Ezequiel Zamora toma la ciudad y el palacio es nuevamente agredido. En 1894 se produce el gran terremoto de los Andes. Algunos de los arcos y cornisas del palacio son afectados. En mayo de 1936, el presidente del estado, general Carlos Germán Falcón, destina el palacio como casa de Gobierno. En mayo de 1955, durante el gobierno de Luis Alberto García Monsant, el Palacio aloja los Poderes Legislativo y Municipal. 

LA CASA DE LA ALBA

Finalmente, en 2010, el gobierno regional emprende una restauración integral y cuidadosa, devolviéndole a la importante edificación toda la belleza que caracteriza a este tipo de monumentos patrimoniales y se destina a la sede de la Casa de la Alba, en homenaje al grupo de integración regional impulsado por los líderes Fidel Castro y Hugo Rafael Chávez Frías.

JOSÉ IGNACIO VIELMA

Visto 30 veces

BTtwitter01BTfacebook01BTinstagram01BT youtube 01BT issuu 01

Edición del Día

  • PUBLICIDAD 01
  • PUBLICIDAD 01-02

Nº de Visitas

01345281
Templates by BIGtheme NET