Martes, 08 Agosto 2017 00:21

Ataque armado al Fuerte Paramacay: análisis y contexto

Según el comunicado de la FANB, este ataque paramilitar fue ejecutado “por un grupo de delincuentes civiles portando prendas militares y un primer Teniente en situación de deserción”. Neutralizada la situació fueron detenidos ocho de los atacantes. Así lo informó el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas Poljak vía twitter.

Quien lideró la ofensiva paramilitar fue el ex oficial de la GNB Juan Carlos Caguaripano, quien en 2014 se pronunció públicamente a favor del plan insurreccional llamado “La Salida” (desde CNN) y además estuvo presuntamente involucrado en una conspiración golpista contra el presidente Nicolás Maduro, por lo que fue solicitado por la justicia venezolana. Este ataque tuvo por nombre “Operación David”, donde se usaron armas de fuego y explosivos suministrados por el prófugo Caguaripano, según información del periodista opositor Javier Mayorca.

Asimismo, se sabe que hubo dos muertos por parte de los mercenarios, luego de que el herido retenido, mencionado por Villegas Poljak, muriera en el hospital. Mientras esto ocurría, en horas de la mañana del domingo salió un video donde se expresa Caguaripano junto a gente uniformada y fuertemente armada, en el que califica al ataque paramilitar de “acción cívica militar”, y que con ello, “a partir de hoy vive la libertad y muere la tiranía”.

Esta operación con ribetes de falsa bandera (pues intenta simular un “alzamiento militar”), no solo ha servido para que la mediática transnacional imponga una narrativa con coordenadas simbólicas similares a la de “los rebeldes sirios o libios” (fachadas mercenarias de Al Qaeda y el Estado Islámico que han destruido a estas dos naciones), al mismo tiempo legitima y aumenta el alcance del hecho colocándolo como una respuesta, casi espontánea y sobre todo “razonable”, a la Asamblea Nacional Constituyente.

Por ende la mediática internacional ha insistido en blanquear la información alegando que hubo una “rebelión militar”, otorgándole respaldo y promoción. Sin embargo, la reacción más importante hasta los momentos provino del senador estadounidense Marco Rubio, quien defendió el ataque a la base militar e incluso respondió al ahora constituyentista Diosdado Cabello luego de que este lo acusara de apoyar a los terroristas venezolanos.

Cabe mencionar que es el mismo Rubio quien había prometido a finales de junio de este año mayor financiamiento a la facción de la oposición armada en el marco de las protestas violentas contra el Gobierno Bolivariano, y es partidario de una agresiva política de sanciones estadounidenses contra Venezuela. Relacionado a esto, Marco Rubio está financiado por corporaciones armadas, fondos israelíes y compañías petroleras como ExxonMobil. Los intereses en el suelo y subsuelo venezolano están plenamente expresados en la política del senador gringo contra el país. Por ello, y al parecer, Rubio y muchos otros esperaban acciones de este tipo que pudieran desestabilizar el panorama político venezolano con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

 

ANTECEDENTES

Este atentado en Valencia tiene un precedente importante de reseñar: desde antes del 30 de julio, EEUU asedia a Venezuela a diario a través de comunicados y chantajes a sus “aliados”, presionando por una salida violenta al conflicto venezolano

Breves

Ofensiva anunciada

Los ataques contra instalaciones militares en Venezuela vienen siendo utilizados como táctica armada y de terror por parte del antichavismo armado. No es la primera vez que sucede una acción de este tipo: anteriormente se han registrado ataques armados contra la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda (La Carlota) y alcabalas de Fuerte Tiuna en Caracas.

Operación David como resurgimiento de la oposición 

Surge en un momento en el que la oposición venezolana pierde cada vez mayor capacidad de movilización en la calle y fuerza política por las primeras decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, siendo superada por la vanguardia violenta y armada que ha protagonizado no solo ataques contra bases militares, sino también contra hospitales, escuelas y sedes institucionales y gubernamentales.

 

Violencia a través de los medios

Medios como CNN en Español han utilizado esta operación armada para proyectar un nuevo ciclo de violencia en las calles de Venezuela. La mediática internacional ha insistido en blanquear la información alegando que hubo una “rebelión militar”, otorgándole respaldo y promoción. Igualmente lo replica El País de España, calificando la acción de “alzamiento militar”. 

MISÓN VERDAD

Visto 34 veces
Templates by BIGtheme NET